País restringido a turistas ricos

País restringido a turistas ricos

A medida que se reducen las restricciones de viaje, algunos países están siendo selectivos a la hora de acoger a turistas tras la pandemia.

La semana pasada, el ministro de turismo de Nueva Zelanda reiteró su deseo de atraer a «turistas de alta calidad» y no a los que recorren el país en autocaravana «con 10 dólares [7 euros] al día comiendo fideos secos».

A lo largo de la pandemia de covid-19, las oficinas de turismo de todo el mundo han estado experimentando con políticas de entrada selectivas. Ahora, están aplicando planes de recuperación, muchos de los cuales se hacen eco de esta mentalidad de «calidad sobre cantidad».

Reducir el exceso de turismo podría tener un impacto positivo en el medio ambiente y en las comunidades locales de los destinos más populares. Pero, ¿significa esto que los viajes quedarán reservados para los súper ricos?

Según una reciente entrevista de Radio 4 de la BBC con el director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, el aumento de los costes del flamable está señalando el fin de la period de los vuelos de 10 euros, por lo que los tiempos de los viajes económicos podrían haber quedado atrás.

Estos son los países que se dirigen a los visitantes adinerados mientras el turismo se recupera.

Las Islas Caimán acogen a trabajadores remotos de alto poder adquisitivo

Las Islas Caimán, en el Caribe, han sido durante mucho tiempo un refugio para los viajeros de lujo, y han tratado de asegurar este imagen, incluso durante la pandemia.

Lanzado en 2020, el programa Global Citizen Concierge (GCCP) ofrece a los trabajadores a distancia la posibilidad de hacer de este territorio británico de ultramar su hogar. Quienes ganen más de 100.000 dólares (98.666 euros) al año pueden solicitar un visado de dos años por una tasa anual de 1.469 dólares (1.449 euros).

El sitio internet oficial de turismo del país invita a «profesionales y nómadas digitales por igual a adoptar un estilo de vida remoto y sumergirse plenamente en el lujo, la aventura, la cultura y la belleza de las Islas Caimán».

Fiyi se propone aumentar el gasto de los visitantes

Durante la pandemia, Fiyi se posicionó como un refugio para multimillonarios.

En junio de 2020, el país puso en marcha «Blue Lanes» para «los navegantes que buscan escapar de la pandemia en el paraíso». En un tuit, el primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, invitó a los multimillonarios con jets privados a alquilar sus propias islas.

Antes de la covid, el sector turístico representaba el 38% de la economía de Fiyi. Para iniciar una reactivación, el país se está centrando en los viajes de lujo.

El Plan Corporativo de Turismo de Fiyi para el periodo 2022-2024 se compromete a «atraer y ampliar los segmentos de clientes de alto valor» y a fomentar un «crecimiento del gasto de los visitantes» para promover el turismo sostenible.

Indonesia esquiva la prohibición de viajar con mochila a Bali

En septiembre de 2021, Indonesia se sumó a la lista de países que buscan visitantes de «calidad» tras la pandemia.

«Nuestro objetivo es conseguir un turismo de calidad en Bali, por lo que no permitiremos la entrada de mochileros una vez que el plan de reapertura para los viajeros internacionales se ponga en marcha oficialmente en un futuro próximo», declaró en su momento el ministro coordinador de Asuntos Marítimos y de Inversión de Indonesia, Luhut Binsar Pandjaitan, según un informe del Bali Sun.

Más tarde aclaró que se refería a filtrar a los visitantes que pudieran infringir las normas sanitarias o de inmigración del país.

Pero la llegada en 2022 a Bali de marcas hoteleras de lujo como Banyan Tree y Jumeirah sugiere que la isla se está alejando de su pasado mochilero.

Montserrat atrae a los lucrativos nómadas digitales

¿Le apetece hacer de la montañosa isla caribeña de Montserrat su hogar durante un año? Si los ingresos anuales superan los 70.000 dólares (69.000 euros), ahora es posible hacerlo. 

Lanzado en febrero de 2021, el Sello de Trabajo a Distancia invita a los nómadas digitales con altos ingresos a «trabajar a distancia y de forma segura desde un lugar exótico».

La tasa de solicitud es de 500 dólares (493 euros).

Nueva Zelanda rechaza a las personas que hacen tenting por 10 dólares al día El plan de recuperación del turismo post-pandémico de Nueva Zelanda tiene la vista puesta en los clientes de alto poder adquisitivo.

«No se trata de los tipos que se suben a una autocaravana y recorren nuestro país con 10 dólares [7 euros] al día comiendo fideos secos», ha asegurado el ministro de Turismo, Stuart Nash, en su intervención en la conferencia anual del Consejo de Exportación Turística de Nueva Zelanda en agosto de 2022.

En cambio las autoridades, quieren atraer a visitantes que «gasten un poco más de dinero y se queden un poco más».

Nueva Zelanda reabrió finalmente sus fronteras en agosto de 2022, con planes para gestionar mejor la industria del turismo evitando la masificación y mejorando la sostenibilidad.

Tailandia intenta sacudirse su legado de mochileros

El sector turístico tailandés se está recuperando a paso firme tras meses de restricciones que pusieron a prueba la disposición de los visitantes a pagar costosos planes de cuarentena.

Los ministros han pedido a los hoteles y a las empresas que se abstengan de atraer a los turistas con grandes descuentos.

«No podemos dejar que la gente venga a Tailandia y diga que es barato», declaró el viceprimer ministro Anutin Charnvirakul en un acto sobre turismo celebrado en julio de 2022.

En su lugar, sugirió que el país debería centrarse en aumentar su valor como destino turístico premium, informa Reuters.

Tailandia también espera atraer a los nómadas digitales con altos ingresos con su nuevo visado de 10 años para «trabajar desde Tailandia». Este visado, que solo está abierto a quienes ganan más de 80.000 dólares (78.965 euros) al año, consolida la apuesta del país por los visitantes adinerados.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »