La isla griega de Santorini se prepara para una nueva temporada de turismo masivo

La isla griega de Santorini se prepara para una nueva temporada de turismo masivo

Santorini es uno de los destinos de verano más populares de Grecia. Solo en las tres últimas temporadas turísticas, no precisamente las más destacables, ha recibido unos seis millones y medio de visitantes.

La hermosa isla cuenta con 400 hoteles y un whole de 50.000 camas disponibles. Esta temporada comenzaba a principios de abril, y si bien los profesionales del turismo temían que la precise guerra de Ucrania y la inseguridad financiera pudieran provocar cancelaciones masivas, los primeros datos parecen indicar lo contrario.

«La temporada 2022 ha empezado muy bien» nos revela Markos Chaidemenos, propietario de lodge. «Puedo decir que ha superado nuestras expectativas». Markos confiesa que «en los primeros días de la guerra en Ucrania se cancelaron bastantes reservas. Sin embargo ahora, y me entristece admitirlo, los turistas parecen haber olvidado la guerra. En cuanto a nuestra isla se refiere, nunca hemos tenido muchos turistas rusos o ucranianos».

Vuelven los cruceros

Además de por los propios los griegos, Santorini es elegida principalmente por estadounidenses, británicos y franceses. Después de dos años de relativo silencio a causa de la pandemia, los grandes cruceros vuelven a la isla para una temporada que se espera dure hasta finales de octubre.

En los últimos años, además, cientos de parejas, en su mayoría procedentes de China, han elegido la isla para casarse. Zhourun y Chisato viajaron desde Tokio a Santorini para unirse por los sagrados lazos del matrimonio.

«Esta isla es extraordinaria», nos cube Zhourun. «Es la primera vez que venimos a Grecia y a Santorini, pero nada más llegar sentimos que esta isla es el lugar adecuado para casarnos». Chisato también lo tiene claro: «Era nuestro sueño venir aquí y finalmente lo logramos. La gente aquí es muy amable y todos nos felicitan al pasar».

La isla cuenta con grandes hoteles de lujo, restaurantes y bares. Pero también hay muchos pequeños negocios familiares. Christos Markozanis es el propietario de una taberna, en la que que trabaja con sus dos hijos, su sobrina y su mujer. En pleno verano, contrata al menos entre cinco y diez empleados.

Aunque la temporada ha empezado bien, el empresario está preocupado por la disaster energética y la subida de los precios de todos los productos: «Un vino, por ejemplo. La semana pasada lo compré por ocho euros, y hoy debo pagar 10 por él y la semana que viene serán 12 o 14 euros», se lamenta Christos. «¿Cómo voy a vivir? En cuanto al elevado coste de la energía, espero que el Gobierno y la Unión Europea tomen medidas. Si las facturas de la electricidad son así de elevadas, me temo que muchas pequeñas empresas cerrarán».

Primero fue la disaster económica, después la pandemia y ahora la guerra en Ucrania. A pesar de las dificultades internacionales, el turismo griego se prepara para otra muy buena temporada. El sol, el mar y la historia parecen seguir fascinando a los visitantes extranjeros.


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »